ASÍ DOMINA Y OPERA EL PODER EN LAS COLONIAS,LA LEY DE MONSANTO POR DECRETO, VIENEN POR LA TIERRA

La relación entre el gobierno de Cristina de Kirchner y las grandes corporaciones multinacionales pertenecientes a la elite mundial son bien conocidas, a pesar de que en el llano el gobierno argentino se esfuerce por parecer combativo contra el sistema hegemónico. Al caso de Chevron, a quien el gobierno de los Kirchner ha entregado varios yacimientos de hidrocarburos administrados por YPF y al de Barrick Gold, a quién el gobierno a defendido abiertamente para que realice sus explotaciones mineras contaminantes, debe sumarse el de Monsanto.

El Fin Del Progresismo: Cristina Se Reunió Con La Polémica Monsanto En EEUU

La firma Monsanto es la encarnación del mal para los medios alineados al kirchnerismo, con Página/12 y Tiempo Argentino a la cabeza. En ellos, se la ha acusado de evadir impuestos, contaminar la tierra, provocar cáncer —por la utilización de transgénicos— y hasta aparecer en los célebres cables de Wikileaks para hacer lobby contra la honestidad empresaria. Docenas de artículos han aparecido en los medios oficialistas, todos ellos con duras críticas hacia esa empresa, a la cual han utilizado como “cabeza de turco” a efectos de golpear al campo.

El fin del progresismo: Cristina se reunió con la polémica Monsanto en EEUU

Ello parece no haber amedrentado a Cristina Kirchner, ya que en las últimas horas se reunió en Nueva York con directivos de esa multinacional y dio un encendido discurso de apoyo a la misma (ver texto y video al pie). Sus capitostes le habrían anunciado un plan de inversiones que la firma realizará en la Argentina y que contempla 1.670 millones de pesos para desarrollar una planta de producción de maíz en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas.

“El modelo sojero funciona sobre la base de un agrotóxico, el glifosato, denunciado por causar malformaciones a recién nacidos, abortos espontáneos, cáncer y muerte. Varios estudios confirman el daño que produce en humanos (…) Todas las acusaciones apuntan al producto comercial Roundup de la compañía estadounidense Monsanto, la empresa de agronegocios más grande del mundo”.


LA LEY DE MONSANTO POR DECRETO, VIENEN POR LA TERRA
1-LOS PEREJILES SIEMPRE SIRVIENDO DE PANTALLA


“La familia judía Monsanto tuvo y comercializó esclavos”

Lo que muchos suponen sobre la corporación sionista Monsanto es verdad, y así lo revela la historia. La inmoralidad de Monsanto y el subsecuente trabajo esclavo en los campos trangénicos no son casuales.
La familia judía Monsanto se compuso por Benjamin, Isaac, Manuel, Eleanora, Gracia y Jacob, quienes hicieron compras frecuentes de negros, incluyendo doce en el año 1785, trece y treinta y uno en 1787, y ochenta en 1768.

En 1794 Benjamin vendió a “Babet”, una mujer negra, al esclavista Franco Cardel. Mientras que Manuel vendió dos negros de Guinea llamados “Polidor” y “Lucy” a James Saunders (por $ 850 en plata).
Individualmente, los miembros de la familia Monsanto (fundadora de la corporación Monsanto) fueron “propietarios” de varios africanos, a quienes llamaron “Quetelle”, “Valentin”, “Baptiste”, “Prince”, “Princess”, “Ceasar”, “Dolly”, “Jen”, “Fanchonet”, “Rozetta”, “Mamy”, “Sofia”, y muchos otros.

La empresa estadounidense de productos agrícolas Monsanto (ese Frankenstein de lo natural) encabeza la lista de las peores corporaciones del mundo realizada por la organizaión de acción civil Corporate Accountability International. Monsanto superó con el 38% de la votación a British Petroleum y a la también petrolera Chevron.

Monsanto domina este tipo de listas, el año pasado también ocupó el primer lugar de las empresas menos éticas de la agencia suiza Covalence. Además de que los productos de Monsanto son altamente nocivos para la salud (como helados con hormonas que producen cáncer o maíz que daña órganos), esta empresa opera como un gangster trasnacional obligando a los pequeños productores a utilizar sus semillas genéticamente modificadas y cabildeando, con el apoyo del gobierno de Estados Unidos, a diferentes países y organismos mundiales a incorporar sus alimentos genéticamente modificados como si se tratara de una cruzada por destruir el planeta. De manera extremadamente sospechosa Obama nombró al ex VP de esta compañía el zar de alimentos de su país y según cables de WikiLeaks, diplomáticos de Estados Unidos y España trabajaron directamente para avanzar los intereses de Monsanto.


Foto: ¿Es el maíz de Monsanto la causa de terribles tumores en ratones?

 Charly Triballeau

Las ratas alimentadas con maíz transgénico de la multinacional Monsanto o expuestas mediante el consumo de agua a su fertilizante más vendido desarrollan tumores y daños múltiples en sus órganos, según un estudio realizado por científicos franceses.

La investigación ha generado duras críticas entre otros expertos que se muestran altamente escépticos sobre sus métodos y hallazgos.
Sin embargo,  el investigador Gilles-Eric Seralini, de la Universidad de Caen, y su equipo, afirman que las ratas alimentadas con una dieta que contenía NK603 (una variedad de semillas modificadas genéticamente para tolerar las dosis del herbicida Roundup)  o a las que se dio agua que contenía niveles de este producto químico permitido en EE.UU. murieron antes que las que siguieron una dieta sin estos elementos.
Además, los animales bajo dieta genéticamente modificada sufrieron tumores mamarios y daños severos en hígados y riñones, constata el estudio, publicado en la revista ‘Food and Chemical Toxicology’.
“Es la primera vez que se analiza el impacto sobre la salud de un alimento genéticamente modificado y un pesticida, más allá de los de la industria. Los resultados son alarmantes”, dijo Séralini a la agencia AFP.Monsanto, la mayor productora de semillas transgénicas del mundo, todavía no ha hecho comentarios respecto a la publicación. No obstante, en el pasado ha reiterado que sus productos son seguros y que no suponen ningún riesgo para la salud de los seres humanos ni de los animales.

Se llevan a cabo marchas contra Monsanto en 450 ciudades alrededor del mundo

 Miles de personas alrededor del mundo participaron el sábado de la tercera marcha anual contra la importante compañía de agronegocios Monsanto. Las manifestaciones se extendieron por seis continentes y 48 países, con la planificación de más de 450 acciones. En Ciudad de México, cientos de personas se manifestaron contra los pesticidas y alimentos genéticamente modificados de Monsanto.

Diana Hoogesteger sostuvo: “Mucha de nuestra alimentación, sobre todo los granos básicos que son el sustento de vida para todos los seres humanos y que realmente hay suficientes pruebas de que [estas semillas genéticamente modificadas] hacen muchísimo daño y de que estos métodos de cultivo usando muchísimos pesticidas y venenos, este… dañan a la tierra, matan la biodiversidad y nos están enfermando. Entonces, a mí se me hace sumamente importante porque tiene que ver con la salud humana, la salud, del planeta y la salud de todo el medioambiente, ¿no? El sustento de nuestra vida”.


 Semillas de suicidio : Las semillas transgénicas de Monsanto y el holocausto de los agricultores indios.

  
Vandana Shiva

“Monsanto es una empresa agrícola. Aplicamos la innovación y la tecnología para ayudar a los agricultores de todo el mundo a producir más conservando más”.

“Producir más y conservar más mejorando la vida de los agricultores”.

Estas son las promesas que encontramos en el sitio web de Monsanto India, acompañadas por fotografías de sonrientes y prósperos agricultores del Estado de Maharashtra. Se trata de un intento desesperado de Monsanto y de su maquinaria de relaciones públicas para desvincular la epidemia de suicidios de agricultores indios del creciente control que ejerce la empresa sobre el suministro de semillas de algodón (actualmente Monsanto controla el 95% de las semillas de algodón de la India). El control de las semillas es el primer eslabón de la cadena alimentaria ya que las semillas son la fuente de la vida. Cuando una empresa controla las semillas controla la vida, especialmente la vida de los agricultores.

El concentrado control que Monsanto ejerce sobre el sector de las semillas tanto en la India como en todo el mundo es un hecho altamente preocupante y es lo que conecta entre sí los suicidios de agricultores en la India, los juicios “Monsanto versus Percy Schmeiser” en Canadá y “Monsanto versus Bowman” en los EEUU, y la demanda por valor de 2.200 millones de dólares interpuesta contra Monsanto por agricultores brasileños por injusto cobro de royalties.

Gracias a sus patentes de semillas Monsanto se ha convertido en el “Señor de la Vida” de nuestro planeta, recaudando ingresos en concepto de renovación de la vida de los agricultores, los criadores originales.

Las patentes de las semillas son ilegítimas porque introducir un gen tóxico en una célula vegetal no es “crear” o “inventar” una planta. Las semillas de Monsanto son semillas de engaño: el engaño de decir que Monsanto es creador de semillas y de vida, el engaño de que mientras Monsanto demanda a los agricultores y los asfixia en deudas pretende hacernos creer que trabaja en pro de su bienestar, y el engaño de que los OGM (organismos genéticamente modificados) están alimentando al mundo. Los OGM no están consiguiendo controlar las plagas y las mañas hierbas, y en cambio han provocado la aparición de superpestes y superhierbas.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s