AMIA LA FALSA TEORÍA DEL COCHE BOMBA

Estudios e investigaciones de destacados profesionales dieron que no hubo coche bomba,opiniones de expertos internacionales  coincidieron,pero el gobierno sionista y fascista del estado de Israel insiste en mantener falsas banderas,que luego sirven para demonizar invadir y someter naciones,dirigiendo a voluntad la política exterior de los EEUU.Cuidado también al mismo tiempo desestabilizando a la Argentina,donde sus capitales empresas y buitres a modo de saqueo se llevan enormes ganancias con total impunidad. 
Los ingenieros peritos de la Academia, en las 12 hs. de debates, habían demolido los argumentos de los “peritos” Laborda(Gendarmería) y López(Policía Federal Bomberos), que en función de un hoyo(falso cráter) que había aparecido(varios días después de la voladura) en la calle frente a la puerta de la Embajada, y unas pocas partes de pick-up Ford(ostensiblemente plantadas), pretendían que se había usado un coche-bomba.
Y además de explicitar sus 2 pericias hechas con tecnología de punta(se habían usado hasta programas y computadoras de la NASA) que habían determinado ambascoincidentes y taxativas que LA EXPLOSIÓN HABÍA SIDO INTERIOR, lo más probablemente en el vacum de la puerta principal que anulada como tal se usaba para depósito de materiales, los ingenieros peritos probaron también que el hoyo que pretendían Laborda y López, era el “cráter de la explosión”, NO ESTABA EN ESE LUGAR HASTA VARIOS DESPUÉS DE ÉSTA.
Esto significó el fin de toda investigación seria. Los resultados de la Audiencia de Compatibilización(que no fueron los que informó La Nación, ni los otros medios, sino lo contrario), se ocultaron a la población(y siguen ocultos hasta ahora), aunque las actas de los debates se filtraron a la Web, están en:http/www.tsunamipolitico.com/explosion702.htm, y demuestran que los ingenieros peritos ratificaron los resultados de sus 2 pericias y probaron la FALACIA de los argumentos de Laborda y López(los equivalentes de Raffo, Ravioli y Salgado de las juntas por Nisman ahora).
La Corte Suprema fue obligada, luego del desfavorable resultado para Israel y USA de la Audiencia de Compatibilización de Pericias, además de convertir en secreta a ésta, a dejar la instrucción en una Secretaría Especial(encubridora como la de Nisman), que sólo siguió los indicios plantados que estaban desde los primeros días y hasta ahí no habían sido tenidos en cuenta por su truchez manifiesta, y antes de que Menem dejara el “gobierno”, en diciembre de 1999, su “mayoría automática” + Fayt pergeñaron un inicuo “fallo”(la “cosa juzgada” de Lorenzetti), con lo que se cerró de hecho la causa, que no ha avanzado un ápice desde entonces.
La complicidad de los “gobiernos” criollos que se sucedieron hasta ahora(de todos) y que ha contado con la anuencia cómplice de los medios y la “clase política”, con la (des)investigación/encubrimiento ostensible por parte de la Corte Suprema, que se ha escudado en “la división de poderes” para perfeccionarla en el tiempo, le ha permitido a ésta “blindar”completa e impunemente el expediente hasta ahora. 
Esperemos que con los que les pasó con  Nisman, los hayan curado en salud, y ahora hagan algo realmente para terminar con el encubrimiento AMIA. Lo cual debería ser muy fácil si la nueva UFI AMIA se empeña mínimamente en eso.
JP.  Petrosino nisman suicidado

 El negocio oculto de Israel con los países árabes

Si las amenazas de sanciones israelíes y estadounidenses contra Irán también están destinadas a disuadir a las empresas del comercio, ni siquiera indirectamente, con Irán, “la realidad actual y el peso de la crisis en los mercados occidentales, empujan a algunas empresas a mirar hacia los mercados de los países del tercer mundo, y algunas empresas están encontrando mercados en países hostiles a Israel”, informó Haaretz.

“Hostil” como IránEn junio pasado, Israel se vio sacudido por una serie de revelaciones sobre las presuntas relaciones del grupo Ofer, liderado por el magnate Sammy Ofer israelí, de 89 años, con Irán, alimentando un animado debate sobre jugosas ganancias al amparo de operaciones de espionaje. El caso estalló cuando Washington había colocado al grupo israelí en una lista negra, ya que había vendido en septiembre de 2010 un petrolero de $ 8.6 millones a la compañía naviera iraní IRISL (República Islámica del Irán Shipping Lines) en violación de la prohibición del comercio con la República Islámica. Los medios israelíes habían informado entonces de que al menos 13 del grupo habían fondeado en Irán durante la última década.

“El comercio con Irán no es nuevo”, dijo al diario israelí Uri Bialer Profesor de la Universidad de Jerusalén, quien trabajó en las relaciones entre Irán e Israel. “El dinero no huele. Los iraníes siempre quieren hacer negocios, y siempre hay israelíes que quieren hacer dinero”, dice.

Para Najum Shiloh, experto en Irán, algunos hombres de negocios iraníes consideran que es lógico importar productos israelíes. “Aquí vemos a Irán como un enemigo, un demonio. Pero los iraníes no se levantan cada mañana preguntándose cómo destruir Israel. Muchos hombres de negocios iraníes no son fanáticos, sino simplemente personas que quieren ganar dinero y mejorar su negocio”, dice el Sr. Shiloh, propietario de GMI(Inteligencia de Mercados del Golfo, por sus siglas en inglés).

El 23 de diciembre, Bloomberg había informado qu’Allot, una empresa israelí, suministra a Irán el software de vigilancia de internet. Para evitar el rastreo, éstos transitan por Dinamarca, donde una empresa era responsable del reenvasado antes de remitirlos a Irán . Afirmando no estar al corriente del tema, las autoridades israelíes habrían abierto una investigación. Allot negó haber acordado enviar su software a Irán y había afirmado no ser conscientes de su destino final.


 Según el periodista Juan Salinas, el fallecido fiscal de la causa de la Amia “se suicidó o fue inducido” a suicidarse por no contar con “escuchas”.

Por Paulo Menotti / El Ciudadano

“Que se haya suicidado no quita que no lo hayan inducido a hacerlo. Mi hipótesis es que alguien lo convenció de presentar esa denuncia prometiéndole que le iba a dar unas escuchas que a la hora de la verdad no le dio. Que le prometieron escuchas de conversaciones de la presidenta y del canciller Timerman probatorias de la existencia de una conjura para levantar las alertas rojas de Interpol, es decir, para exculpar a quienes él acusaba. Mi hipótesis es que solamente pudo hacerle una promesa así la CIA, la central de inteligencia norteamericana, puesto que desde que estalló el escándalo de las escuchas a Ángela Merkel y Dilma Roussef, y que Barack Obama admitió que los primeros mandatarios espiados eran no menos de 35, resulta obvio que la National Security Agencia (NSA) también había pinchado los teléfonos de Cristina (Kirchner)”, sostiene Juan Salinas, periodista especializado en el tema y ex director del diario El Ciudadano sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien estaba al frente de la investigación sobre la causa del atentado a la mutual judía Amia. Según Salinas, el fiscal fallecido “comía de la mano” de los servicios de inteligencia de Estados Unidos e Israel, y gastó unos tres mil millones de pesos a valores actuales (la cifra está mal: se trata de 300 millones de pesos. N. del R.) en el curso de una década con el único objeto de garantizar que no se dejara de culpar a Irán, a pesar de la absoluta carencia de pruebas acerca de que los ayatolás hayan ordenado atacar a la Amia. Según Salinas, los principales sospechosos son las últimas personas con las que se comunicó el fiscal, es decir “Jaime” Stiuso, Diego Lagomarsino, Patricia Bullrich, Laura Alonso y el abogado Gabriel (es Daniel. N. del E.) Rabinovich.
“Respecto a la muerte de Nisman, no tengo más información que la que sale publicada en los diarios. Claro que sí tengo una vasta experiencia en la causa Amia, y en su antecesora, por el bombazo a la Embajada de Israel, y no me voy a retractar de haber acusado a Nisman de traidor a la patria. Él siguió con el triste papel de continuar el encubrimiento luego de que el juez Juan José Galeano fuera desenmascarado”, expresó Salinas, autor del libro Amia. El atentado. Quiénes son los autores y por qué no están presos, producto de dos años de labor como investigador del ataque, contratado por la propia Amia.

La mentira de la camioneta

Salinas recordó que luego de que finalizara el “bochornoso juicio de la Amia y se cayera toda la Historia Oficial laboriosamente erigida”, el tribunal convocó a una rueda de prensa para volver a poner en pie la hipótesis de que hubo una “Trafic-bomba” piloteada por un chofer suicida del Hezbolá libanés. “Es una completa patraña, y se trata de la piedra basal del encubrimiento”, se indigna Salinas y expresa: “Si se exhumara la causa de la Embajada de Israel, se vería con absoluta claridad que la supuesta existencia de una Ford F-100/bomba fue un invento de quienes pusieron la bomba”, propone. “Israel y Estados Unidos, Carlos Menem y la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (Daia) –sostiene– cerraron filas en torno a esa falsa historia porque les era funcional tanto para apuntar a Irán como para eximirse de tener que deshacerse en explicaciones sobre quiénes y por qué pusieron las bombas”, agregó.

Las llamadas

Respecto a la muerte de Nisman, Salinas pone el acento en las personas con las que se comunicó antes de morir, y señaló a Jaime Stiuso, Diego Lagomarsino, las diputadas Patricia Bullrich (según Salinas, reclutada por la CIA a través de su cuñado Rodolfo Galimberti) y Laura Alonso (de quien Salinas subraya que es “sponsoreada por los fondos buitres”) y también el abogado Gabriel (Claudio) Rabinovich, “otro que cobraba 41.000 pesos (en realidad, sus emolumentos en blanco eran de 33 mil pesos, N. del E.) sin ir a trabajar y que es de presumir que es un servicio como la copa de un pino, ya que fue abogado de Juan Bautista «El Tata» Yofre, a quien Menem puso al frente de la Secretaría de Inteligencia del Estado (Side)”.
“Me parece evidente que tanto Lagomarsino como Rabinovich son servicios, y sospecho que no sólo lo fueron de la disuelta Secretaría de Inteligencia”.
Para Salinas, autor también de Narcos, banqueros y criminales, así como: “Nisman no podía ir a Teherán a acusar e indagar al ex presidente Akbar Rafsanjani, tampoco podía fundamentar su tremebunda acusación contra la presidenta y el canciller”.

Hipótesis

Preguntado sobre por qué cree que a Estados Unidos e Israel les conviene bloquear la investigación con pistas falsas como la de los terroristas iraníes, Salinas afirma que “porque los dos atentados tuvieron como motivación «mexicaneadas» de banqueros y financistas encargados de blanquear el dinero procedente del tráfico de cocaína y venta ilegal de armas, en ese orden”. Y agrega que considera que el atentado a la Embajada de Israel estuvo directamente vinculado al “trasiego de valijas Samsonite repletas de dólares provenientes de la venta de cocaína en la Costa Este de los Estados Unidos”, y el de la Amia con una operación de lavado de dinero proveniente de la venta de cocaína colombiana en Italia por la mafia tradicional de ese país, que la Justicia italiana desbarató a comienzos de 1994 en lo que se llamó “Operación Unigold”, tal como narró en su libro Narcos, banqueros y criminales.

Nisman “comía de la mano de los servicios de EE.UU.”


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s