¡No es el Dow, estúpido! La mano de obra mal pagada pone en peligro las economías de Estados Unidos y el mundo,Números escandalosos: La producción nacional da lástima

¡No es el Dow, estúpido! La mano de obra mal pagada pone en peligro las economías de Estados Unidos y el mundo

Cuando en Argentina se nos dice de no caernos del mundo y se nos habla de los mercados,lo que hay que preguntarse es quien maneja el mundo financiero usurario y los mercados al cual nos hacen ingresar,siempre los economistas del sistema tienen este libreto favorecidos por la inmensa mayoría de la masa popular,que no piensa y aún siendo indiferente solo actúa por instinto llevada voluntariamente por los medios del sistema al lugar que les plazca.

NUEVA YORK – “No es un rugido”, decía el título de la primera edición del artículo de negocios del New York Times publicado el 27 de enero, “pero la economía global está finalmente haciendo ruido”.

¿Un estertor de muerte, tal vez?

Por más que lo intenten, los medios convencionales simplemente no pueden prepararse para que el público vea la herida abierta en la cabeza que asesinó a la economía estadounidense. No importa el Dow , la tasa de los fondos federales o el último informe de ganancias de Apple, la causa de la muerte es bastante simple: el trabajo está mal pagado.

Si queremos elevar la economía de entre los muertos, el trabajador estadounidense necesita un aumento.

A todos los efectos, cuando se realiza un ajuste por inflación, los trabajadores del sector privado no han tenido un aumento salarial en casi 30 años. Eso no es solo un problema para los asalariados que descubren que les queda demasiado mes al final de su salario, sino para toda una economía global que depende de la demanda de los consumidores en los Estados Unidos.

Con nuestros salarios reduciéndose , la fuerza de trabajo en los EE. UU. Ha recurrido a pedir prestado más y más dinero: comprar un auto nuevo, arreglar un diente roto o financiar la educación universitaria de los niños para compensar la pérdida de poder adquisitivo. Tal endeudamiento forzoso, a las tasas de interés generalmente cargadas por los prestamistas, solo profundiza la contracción del efectivo del consumidor.

Pobre y cada vez más pobre

Dijo Jane, quien cría pollos con su esposo en su rancho central de Texas: “Todos los que conozco son pobres y cada vez más pobres”.

A medida que luchamos para pagar las montañas de deudas de tarjetas de crédito, primas mensuales de seguros, préstamos para automóviles o gastos de servicios públicos cada vez más elevados, gastamos cada vez menos en cosas nuevas.

Rosa Luxemburgo llamó a este ciclo ” subconsumo ” ; los economistas más modernos lo llaman deflación de la deuda. Lo que todo esto significa es que Laura de Nueva Jersey hace muy pocas compras nuevas en estos días. Las primas mensuales en el intercambio estatal en el que ella, su esposo y sus dos hijos se inscribieron aumentaron el mes pasado de $ 1,750 a $ 2,350.

Bueno, en realidad, eso no es del todo cierto. Hubiera costado mucho si ella y su esposo hubieran seguido con el mismo plan pero, con la matrícula universitaria para su segundo hijo, decidieron pasar a un plan menos costoso, que cuesta solo $ 2,000 al mes. Y eso es solo para cobertura catastrófica; tienen un deducible de $ 6,000, e incluso cuando la cobertura se inicia, solo paga la mitad de sus costos de atención médica.

“Entonces enviamos a nuestros hijos al médico”, le dijo Laura a MintPress . Pero ella y su esposo “no van”.

Cuando su hijo mayor se fue a la universidad hace cuatro años, tuvo la suerte de recibir becas que pagaron aproximadamente la mitad de la factura anual de $ 50,000, dejando a Laura y su esposo a cargo del resto. Su hijo más joven comienza la universidad en el otoño, y están considerando agregar posiblemente otros $ 60,000 en gastos anuales.

“La mayoría de nuestros problemas vinieron de la crisis económica de 2008”, dijo, cuando su esposo perdió su trabajo en la publicación. “Simplemente nunca nos recuperamos”.

Solo los acreedores tienen. Desde que las onerosas deudas desencadenaron la crisis de 2008, los hogares, las empresas y los gobiernos simplemente pidieron prestados 43.8 billones de dólares más, Sonja Gibbs, directora sénior de Global Capital Markets para el Instituto de Finanzas Internacionales, dijo a MintPress .

Los días felices están aquí otra vez, ¿para quién?

El presidente Donald Trump se reúne con los directores generales de la industria del transporte por camión en la sala del gabinete de la Casa Blanca, el 23 de marzo de 2017. (AP / Andrew Harnik)

El presidente Donald Trump se reúne con los directores generales de la industria del transporte por camión en la sala del gabinete de la Casa Blanca, el 23 de marzo de 2017. (AP / Andrew Harnik)

El New York Times y otros medios de comunicación se unieron al presidente Trump en su Discurso sobre el Estado de la Unión para animar a “Happy Days are Here Again” porque sus anunciantes y electores están invirtiendo fuertemente en restaurar la confianza del consumidor, si no los niveles de ingresos. Y alentar más compras para engrasar las ruedas de una economía de demanda agotada. La contradicción es que los medios de comunicación han sido consistentemente animadores de las mismas políticas que han robado a los consumidores estadounidenses su poder de compra. A pesar de sus proclamas de lo contrario, el país nunca se ha recuperado de la ruina financiera de 2008 que fue provocada por el colapso de un mercado de bienes raíces sobrevaluado.

Es cierto, como afirmaba la administración Obama, que muchos bancos se habían vuelto “demasiado grandes para quebrar”, aunque no mencionó que ese desarrollo fue el resultado de la aplicación del gobierno de laissez-faire de regulaciones antimonopolio y antimonopolio. Pero en lugar de obligar a los bancos a aceptar un “corte de pelo” o anotar los préstamos en sus balances para ayudar a impulsar el gasto de los consumidores, el Departamento del Tesoro de Obama hizo todo lo contrario: echando gasolina en efectivo al prestar miles de millones en préstamos a bajo interés. para volver a inflar la burbuja de activos que apareció en 2008.

El resultado es la mejor calidad y la peor de las veces que caracteriza la relación entre el 1 por ciento más rico del país y todos los demás, con índices bursátiles y tasas de pobreza en o cerca de máximos históricos .

Los plutócratas reorganizan el universo financiero

Lo que es importante señalar es que la desposesión de trabajadores en los EE. UU. Es una catástrofe provocada por el hombre y es la culminación del esfuerzo concertado de 45 años de los plutócratas para deshacer la crisis de estanflación de 1973 y, si es posible, garantizar que nunca sucedió de nuevo. En el centro de la crisis se encontraba la inflación, causada por los aumentos salariales de la fuerza de trabajo de los EE. UU., Que en ese momento llegaba al nueve por ciento año tras año. Los trabajadores, en general, no les importa los niveles moderados de inflación porque tienen más efectivo en sus bolsillos y, de hecho, los niveles de pobreza en 1973 estaban en su punto más bajo. Por el contrario, los acreedores consideran que la inflación es un tipo de fraude financiero en el que le prestan a un prestatario $ 100 pero le devuelven $ 95.

“Para mí es claro”, escribió David Rockefeller en 1971 a sus compañeros miembros del directorio de Chase Manhattan, “que toda la estructura de nuestra sociedad está siendo desafiada”.

Como han documentado muchos historiadores laborales -sobre todo Kim Phillips-Fein-, las salvajes desigualdades de hoy están arraigadas en esa época cuando los sindicatos eran fuertes, las fábricas zumbaban, los precios del petróleo eran altos y los salarios causaban un aumento de la inflación. Durante un período de 40 años, capitalistas como Rockefeller, Walmart, los hermanos Koch y el fundador de Amazon, Jeff Bezos, han reorganizado por completo el universo financiero, casi erradicando la inflación, que no ha aumentado en más del 3 por ciento anual en casi 30 años.

Pero, como han señalado teóricos tan diversos como Hegel y Luxemburgo, esta reversión de la fortuna es un caso en el que Wall Street se muerde la nariz para fastidiar su rostro. Como observa el economista marxista Richard Wolff al describir la dialéctica maestro-esclavo de Hegel, un empleador se mueve reflexivamente para pagar lo menos posible a sus trabajadores, y sin embargo su prosperidad depende totalmente de que los trabajadores ganen dinero suficiente para comprar sus productos y servicios.

Con el poder adquisitivo de los trabajadores en declive, las grandes empresas han tenido que recurrir a humo y espejos para generar ganancias. Precios de las acciones de empresas como Apple, por ejemplo, no se han disparado debido a las fuertes ventas, pero debido a que la compañía está pidiendo prestado dinero a tasas de bajo interés para la recompra de sus propias acciones y conducir hasta el precio.

Una gran casa de cartas económica

En su último libro, The End of Normal , el profesor de economía de la Universidad de Texas, James Galbraith, hijo del gran economista keynesiano John Kenneth Galbraith, afirma que la crisis de 2008 no fue solo parte de un ciclo macroeconómico normal sino la culminación de una crisis política. economía que perdió su camino a partir de la década de 1980. Galbraith le dijo a MarketWatch el mes pasado:

Creo que realmente hay cambios importantes en la estructura de la economía en el futuro. La participación de la inversión empresarial ha sido bastante baja, la participación en la construcción ha sido muy baja, y eso significa que la economía está siendo impulsada cada vez más por el consumidor. El consumidor depende del acceso a la deuda, préstamos para automóviles, préstamos al consumo y préstamos estudiantiles. Esas cosas se acumularán con el tiempo hasta que haya una grieta y los hogares decidan que ya no desean acceder al crédito, momento en el que finalizará esta fase de la expansión “.

De hecho, podría ser el momento de preguntarle al New York Times la pregunta que le hizo una reportera de la revista Fortune , Bethany McClean, al director financiero de Enron en marzo de 2001. Sospechando que la ahora desacreditada firma de servicios de energía estaba cocinando sus libros, McClean -según el documental de 2005 sobre Enron, The Smartest Guys in the Room- le preguntó al director financiero en una llamada telefónica una pregunta que no podía responder, poniendo en marcha una cadena de eventos que revelaron que toda la empresa era una casa de tarjetas:

“¿Cómo hace exactamente Enron su dinero?”

Foto superior | Un trabajador humedece las arrugas de una bandera estadounidense antes de que el presidente Donald Trump llegue a hablar en H & K Equipment, el 18 de enero de 2018 en Coraopolis, Pensilvania (AP / Keith Srakocic)

Jon Jeter es autor de libros publicados y dos veces finalista del Premio Pulitzer con más de 20 años de experiencia periodística. Es ex jefe de la oficina del Washington Post y galardonado corresponsal extranjero en dos continentes, así como ex productor de radio y televisión de “This American Life” de Chicago Public Media.


Números escandalosos: La producción nacional da lástima

Hasta el momento, las telenovelas argentinas no logran destrabar el éxito asegurado que llegó de la mano de los turcos. Según las estadísticas de enero Simona y Las Estrellas (ambas de canal 13) no alcanzaron para destronar a Telefe, siendo el canal más visto, pese a la crisis que se registró en el encendido seguramente por las vacaciones. En tanto, el cine sigue registrando números que ilusionan a los empresarios.

Números escandalosos: La producción nacional da lástima

Elif, uno de los caballitos de batalla de Telefe.

La producción nacional sigue sin ofrecer aquello que el televidente argentino busca a la hora de sentarse a la hora de la cena o cuando busca un momento de distracción.

Así lo reflejan los números de enero, pues Telefe se ubicó en primer lugar gracias a El Sultán, con 11.3 de rating en promedio. y Elif, con 10.8.

Sorpresivamente, Ibope también destacó que el estreno de El Trece, Simona, la ficción de protagoniza Ángela Torres, quedó rápidamente en tercer lugar, a días de su lanzamiento. Tal vez, el gran problema sea el horario que ocupa en la pantalla chica (21:30).

Otro dato interesante: A Golpe al corázón (Telefe), la tira protagonizada por Sebastián Estevanez y Eleonora Wexler, tampoco goza de buena salud en cuanto al rating. Si bien está dentro de lo más visto, con 9 puntos de rating promedio, no le alcanza por los primeros puestos.

En tanto, los cines siguen registrando récord año tras año y enero siguió marcando la tendencia. Con 4.500.000 de tickets vendidos, el primero mes del 2018 fue el más exitoso del que se tenga registros, con más de $500.000.000 recaudados.

Al respecto, Martín Alvarez Morales -CEO de Cinemark Argentina– contó a cinesargentinos.com.ar los ambiciosos proyectos que plantean para seguir con los buenos números:

“2017 fue un año interesante. Venimos de períodos de récord: 2015 con 50.3 millones, 2016 con 48 millones y 2017 con 47.7 millones.

No es un mal número en absoluto y nos encantaría seguir con el récord de los 50 millones pero lo que esperamos es que el serrucho sea ascendente.

Si bien este año tenemos el Mundial Rusia 2018, estaba leyendo los números y en 2014 (Brasil) se vendieron 44.2 millones de entradas, con Argentina llegando a la final.

Nuestra expectativa para el año que viene (2018) es de 46 millones. Hay una ventaja: los horarios de los partidos de Argentina. Uno es a la mañana y los otros dos son a las tres de la tarde, lo cual nos ayuda porque no cae en horario prime-time en fin de semana.

Tenemos previsto la transmisión de fútbol en las salas, pero estamos trabajando sobre los derechos. Queremos tener certezas porque es un derecho muy difícil; todos dicen que lo tienen pero cuando uno busca no aparece específicamente y nosotros queremos que esté especificado en el contrato para no meter la pata”.

Balance sala 4D de Unicenter

“Resultó muy bien con una ocupación del 48% y recién vamos un mes pero nos gustaría tener un poquito más de data para saber dónde seguir (instalando salas 4D)”.

Sin dudas, el cine sigue dando pelea y plataformas como Netflix parecen no ser una gran amenaza a la hora de pensar en estrategias para consolidarse.

https://www.urgente24.com/273680-numeros-escandalosos-la-produccion-nacional-da-lastima


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s