INJERENCISMO AHORA. Comando Sur y ejército israelí ya trabajan en suelo argentino,El FMI y la Argentina o la historia de la crueldad planificada,De Guinea Ecuatorial a la Argentina, golpe al orgullo ‘argento’,”Macri se parece a Néstor en creer que sabe de economía”,ALGO GROSSO ESTAN PREPARANDO.

INJERENCISMO AHORA. Comando Sur y ejército israelí ya trabajan en suelo argentino

Ya no hay tiempo para disimulo ni interpretaciones. Las relaciones de la Casa Rosada con Washington y Netanyahu están a la vista del mundo y nada bueno se puede esperar para el futuro de nuestro pueblo. La diplomacia argentino ya forma parte del entramado sionista y, en un mundo donde los intereses geopolíticos tensionan al extremo, nos ubica en un escenario realmente peligroso. JMS

Alerta: Los ejércitos de EEUU e Israel se pasean por Argentina. ¿Y el Congreso? Bien, gracias

Sigue peligrosamente sin explicación la presencia de Marines norteamericanos en la Plaza de Mayo y en la sede principal del Banco Nación. También se los vio en la localidad de Zárate. A la inquietud generada en la población por estos efectivos de las fuerzas armadas de los EEUU se le sumó la presencia en Buenos Aires de un camión de las Fuerzas de Defensa de Israel. Cada día Argentina más parecida a un territorio bajo un ejército de ocupación que ya coloniza las áreas de Economía, Defensa, Seguridad Interior, Inteligencia, Poder Judicial y obviamente la propia Casa Rosada.

Mientras no haya una explicación mejor, la hipótesis más sensata es que se trata de un globo de ensayo. Si fuera una misión secreta no iban a pasear por plena Plaza de Mayo al grupo que la integra. Quisieron mostrar a los marines y quisieron ver cuál era la respuesta. Ahora, si fue un globo de ensayo, la pregunta inevitable e inquietante es ¿para qué escenario futuro?

Esta presencia a los pocos días de los comienzos de la instalación de una base militar de EEUU en Neuquén, en una zona de estratégica vigilancia sobre Vaca Muerta. Difícil que sea una casualidad. ¿Y el Congreso? Bien, gracias.

Fuente Kontrainfo.com

Por Jorge Elbaum / El cohete a la luna

El acuerdo suscripto por Macri y Netanyahu incluye peligrosas alianzas geopolíticas y negociaciones militares. El día 28 de mayo estuvo en Buenos Aires el director general para América Latina y el Caribe de la Cancillería israelí, Modi Ephraim, quien adelantó la continuidad de un vínculo que se profundizó a partir de la llegada a la presidencia del macrismo. El tipo de relaciones encaradas por ambos gobiernos se relaciona básicamente con temas de seguridad y de aparatología bélica, pese a que Israel mantiene espacios de liderazgo internacional en tecnología médica y en investigación científica.

Una evidencia del tipo de intercambios fue la llegada a mediados de mayo de las 2 de las 4 lanchas de patrullaje fluvial adquiridas –según la ministra de seguridad Patricia Bullrich— para tareas de guardacostas en el control del narcotráfico, tipo Shaldag MK II, producidas en el astillero Israel Shipyards, equipadas con armamento de guerra (cañones de 25mm y 20 mm) más adecuado a conflictos militares que a control del narcotráfico.

El monto abonado por dichas embarcaciones alcanzó –según la comunicación oficial— los 49 millones de dólares. La empresa naviera Israel Shipyards con la que la ministra argentina de Seguridad Patricia Bullrich negoció en noviembre de 2016 fue acusada este año por malversación de fondos y actividades de corrupción por la venta a Nigeria de embarcaciones similares a las compradas por Argentina.

Dos integrantes de su directorio, Oded Breier y Samy Katsav, fueron detenidos por la policía israelí los días 18 y 19 de marzo de este año.(1) El valor de las lanchas –de más de 12 millones de dólares cada una— supera llamativamente el valor de otra de similar porte y utilidad ofrecidas por distintos astilleros: Brasil adquirió años atrás cuatro lanchas patrulleras de río de 40 pies para reforzar la vigilancia en el río Amazonas a un valor de 1,8 millones de dólares cada una. (2) En ese mismo marco, la Federación Naval Argentina consideró que por el valor pagado a los astilleros israelíes se podrían producir a nivel local “20 lanchas de la misma estructura y tecnología”. (3)

La declaración de la Federación Naval adquiere una significación más trascendente si se toma en cuenta el vaciamiento sistemático de los astilleros Rio Santiago, dependientes de la gobernación de la provincia de Buenos Aires, cuyo personal sufre una intervención autoritaria dispuesta para desmantelar una de las empresas públicas potencialmente más redituables. Los trabajadores de Río Santiago han denunciado públicamente estas maniobras advirtiendo que uno de los lugres con mayor peligro inmediato de deterioro –por decisión de la intervención resuelta por María Eugenia Vidal— es la escuela técnica que se emplaza dentro del predio, donde se forman los trabajadores necesarios para el astillero.(4) La educación no parece ser un tema de interés para Vidal. (5)

Las relaciones peligrosas entre Macri y Netanyahu se han ido intensificando en los casi tres años de gobierno de Cambiemos. Uno de los primeros encuentros con un primer mandatario, apenas asumió en diciembre de 2015, fue con el líder del Likud, en Davos, en enero de 2016. En mayo de ese año, Waldo Wolff es designado en la Comisión bicameral de seguimiento de temáticas de la seguridad interior.

En julio de 2016 se realizó un seminario de ciberseguridad en Buenos Aires al fin del cual la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, declaró: “Respecto a la vigilancia de la web estamos más atrás y necesitamos el apoyo de otros países. Ahora estamos comenzando a trabajar en un centro de inteligencia en ciberdelito y ciberterrorismo, con el objetivo de seguir todas las hipótesis.” En esa misma nota, en un ejercicio de sincericidio, agregó. “También estamos trabajando con la Dirección de Comunicaciones de la Corte (la ex OJOTA, encargada de las escuchas telefónicas) en el establecimiento de protocolos. El otro tema al que nos estamos dedicando fuerte es el de la creación de un protocolo unificado de emergencias. El diputado Waldo Wolff lo está trabajando con expertos de distintos lugares en el mundo, para saber qué hacer y cómo operar para que no se colapsen las comunicaciones y la logística”.

La referencia a Wolff –que meses después (noviembre 2016) acompañaría a Bullrich en la visita a Israel en la que se concretaría la compra de las lanchas—, se constituyó en una incógnita no saldada, debido a que el ex dirigente de la DAIA no fungía de integrante del poder ejecutivo, lo que hacía inentendible su participación en las negociaciones de adquisición de material bélico y, más aún, en la participación de las escuchas telefónicas.

De todas formas, para darle coherencia y profundidad a esa seguidilla, el diputado del PRO fue nombrado el último 31 de mayo como presidente de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Órganos y Actividades de Seguridad Interior. Los niveles de seguridad ciudadana habrán aumentado, sin dudas, después de su asunción. Pero lamentablemente Wolff no pudo festejar su nuevo puesto por una contrariedad inesperada: su denuncia contra Leopoldo Moreau por “antisemitismo” —de fines de 2017— no prosperó. Fue desestimada por la Cámara Federal ese mismo jueves. Su permanente utilización de la judeofobia como dispositivo de debate político no tuvo, en este caso, éxito alguno

La visita de Bullrich y Wolff a la IV Conferencia de Internacional Israel HLS & Cybersecurity, realizada en Tel Aviv a fines de 2016 contó con la participación de Rubén Fleischer, Director Nacional de Logística Provincial y Municipal del Ministerio de Seguridad de la Nación. Fleischer es el hijo de un dirigente de la Sociedad Hebraica Argentina, institución de la que proviene Waldo Wolff. Fleischer, además trabaja desde hace veinte años como asesor en temáticas de seguridad y según varios empresarios ha ofrecido su consultoría privada en el mismo periodo en que se desempeña como Director Nacional. Llamativamente su red social Twitter confirma estas informaciones: En su perfil afirma ser Advisor and Entrepreneurship Security Consultant (Consultor y emprendedor de asesores de seguridad). Lo curioso es que desde esa misma red social difunde actividades del Ministerio de Seguridad. (6)

Las relaciones peligrosas –usualmente— solían ser recónditas y disimuladas. Sin embargo, en este caso, el nivel de desparpajo parece ser directamente proporcional a la rigurosidad con que estos actos viles serán juzgados en tiempos venideros.

http://pajarorojo.com.ar/?p=39004


El FMI y la Argentina o la historia de la crueldad planificada

Por Carlos Ciappina

El 9 de junio de 1956, los patriotas generales Tanco y Juan José Valle iniciaron un levantamiento cívico-militar contra la dictadura del general Aramburu y el almirante Rojas. La reacción de la Revolución “Libertadora” fue rápida y brutal: Valle y treinta seguidores –inclusive algunos que no participaban de la sublevación– fueron fusilados sin juicio y sin condena. 

Apenas un mes después, el 20 de julio de 1956, la dictadura que había derrocado al presidente constitucional Juan D. Perón, con el diagnóstico económico de Raúl Prebish, firmaba el ingreso de la Argentina al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI se había constituido en Breton Woods, inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial. Perón, asumido en junio de 1946, se negó sistemáticamente a adherir al FMI por considerarlo un instrumento de intromisión de los Estados Unidos en la política económica de los países. Mantuvo su política hasta que fue derrocado por un golpe de Estado antipopular y pro oligárquico.

Así, la relación fundante del FMI con nuestra sociedad no deja lugar a dudas: aceptó firmar su adhesión y primer ingreso bajo una dictadura ilegítima e ilegal. Poco le importó que el gobierno fuera dictatorial, que hubiera violado y continuara violando los derechos humanos. 

La dictadura Aramburu-Rojas buscó una salida eleccionaria con una novedad: la proscripción del partido mayoritario, el peronismo. Arturo Frondizi aceptó ser candidato a presidente en esas elecciones ilegítimas y ganó por la UCRI con el apoyo de los votos peronistas.

En diciembre de 1958 volvió a solicitarle un préstamo al FMI con el objetivo de equilibrar la balanza de pagos. El FMI estableció sus condiciones: recortar el gasto público, congelar salarios, eliminar controles de precios y restricción a las importaciones. Frondizi designó al ministro ultraliberal Álvaro Alsogaray para llevar a cabo este plan. La reacción social no se hizo esperar y Frondizi instauró el Plan CONINTES (Plan de Conmoción Interna), que facultaba a las fuerzas de seguridad a actuar con un régimen especial de “justicia” frente a la protesta obrera y social. Nuevamente, FMI y gobiernos argentino semiilegales confluían en las mismas políticas: plan económico antipopular y plan represivo. Una mano sostenía a la otra.

El Fondo y la “Revolución Argentina”

En 1963 resultó electo en la presidencia el radical Arturo Illia –con el peronismo otra vez prohibido–. De tradición yrigoyenista, se negó a repactar créditos con el FMI. ¿El resultado? Un nuevo golpe militar que lo derrocó en 1966. 

La “Revolución Argentina”, eufemismo de autodenominación de la dictadura del general Onganía –que dió el golpe de Estado de 1966–, decidió en una de sus primeras medidas volver al FMI. Las condiciones que impuso el Fondo fueron, esta vez, mucho más duras que las anteriores: control sobre el gasto público y las cuentas públicas en general. El general Lanusse, continuador de la dictadura, profundizó aún más la deuda: en 1966 era de 3.300 millones de dólares, y en 1973 llegó a 4.800 millones de dólares.

El retorno de la democracia con el triunfo de Cámpora y luego de Perón en 1973 volvió a distanciar a la Argentina del FMI. Durante el período de 1973 a 1976 la Argentina no se salió del organismo pero no le solicitó préstamos. Oh casualidad, un gobierno democrático y popular que cuestionaba al FMI terminó con un nuevo golpe de Estado.

Dictadura del 76: la economía en el Fondo

El 24 de marzo de 1976 se inició la dictadura cívico-militar-eclesiástica más terrible de nuestra historia. Tenía dos grandes objetivos: desarticular la organización política y social popular (barrer con la democracia) con un plan sistemático de desaparición de personas, y desplegar un plan económico de reconversión de la Argentina hacia una economía ultraliberal. 

El plan del terrorismo de Estado y económico eran una misma cosa, pero para el económico era imprescindible contar con un viejo aliado de dictaduras y gobiernos oligárquicos: el Fondo Monetario Internacional.

El FMI fue el principal soporte económico de la dictadura iniciada por Rafael Videla. El ministro de economía Alfredo Martínez de Hoz recibió miles de millones de dólares para llevar adelante el plan fondomentarista: congelamiento de salarios, liberalización de precios, apertura de la economía y desregulación financiera. El plan de Martínez de Hoz y la asistencia del FMI generaron por primera vez un número creciente de desempleados, cierre de fábricas nacionales, reducción de servicios de educación y salud y, por supuesto, más deuda externa. La Argentina tenía en 1976 7.000 millones de deuda externa. En 1982, a fines de la dictadura genocida, su deuda llegaba a la astronómica suma de 42.000 millones de dólares.

El retorno democrático y el Fondo

Electo Raúl Alfonsín en 1983, nuevamente las relaciones entre el FMI y el gobierno democrático-popular se agriaron: Alfonsín proponía realizar una auditoría de la deuda contraída por la dictadura, se negó a firmar un nuevo crédito Stand By y promovió un acuerdo de deudores de alcance internacional para negociar mejor la deuda. ¿Las consecuencias? El FMI aisló económicamente al ministro Grinspun, restringió el crédito internacional y comenzó a presionar para el pago de la deuda sin renegociaciones ni excepciones. El gobierno radical cambió a su ministro de Economía en 1985 (asumió Sorrouille), quien volvió a abrir canales de negociación con el FMI. Sin embargo, la dimensión de la deuda externa y la negativa del gobierno a llevar a cabo un ajuste estructural llevaron a una crisis hiperinflacionaria (sin ayuda del FMI) que desembocó en la entrega anticipada del poder.

“Carlos Saúl Menem es el mejor presidente de la Argentina en los últimos cincuenta años” . La frase –insólita por quien la expresó– la dijo el presidente del Fondo Monetario Internacional Michel Camdessus en al año 1998, en las postrimerías del gobierno menemista. ¿Por qué semejante frase, más digna de un militante político que del presidente de un organismo de crédito internacional? 

Entre 1991 y 1999 la Argentina fue el “mejor alumno” del FMI. Adscribió al Plan Brady de renegociación de deuda que se garantizaba con los recursos del Fondo Monetario y llevó adelante una “reforma estructural” de la economía que desplegó el modelo neoliberal en toda la línea: privatizaciones de la seguridad social y las empresas públicas, retiros voluntarios y despidos en el Estado, apertura total de la economía a los productos del exterior, descentralización de escuelas y hospitales, flexibilización laboral y apertura de los recursos naturales a las empresas trasnacionales. El plan se completaba con la Ley de Convertibilidad del ministro Cavallo, quien, con apoyo del FMI, ancló la divisa argentina al dólar estadounidense en forma fija: un peso, un dólar. Nuevamente, el plan del Fondo requirió represión y violencia frente a las protestas populares. 

Pese a ser un gobierno democrático, la represión sobre las organizaciones sociales (los “piqueteros”) y las organizaciones sindicales fue una constante durante los casi diez años menemistas.

El Plan de Convertibilidad construyó una recesión económica importante que requería cada vez mayor endeudamiento externo. La crisis de 1998 en Rusia cerró los mercados externos y la Argentina ingresó en una etapa económica crítica.

La Alianza

El gobierno de la Alianza se propuso no modificar en absoluto la convertibilidad y el apoyo del FMI. De este modo, la crisis económica desatada por el propio Plan de Convertibilidad llevó a que el presidente De la Rúa le solicitara al FMI un préstamo de 40.000 millones de dólares (el más grande de la historia del organismo). El FMI exigió, como de costumbre, controlar las cuentas públicas, más despidos en el Estado, rebajas de salarios a jubilados y maestros, flexibilización laboral (la ley “banelco” por la que renunció el vicepresidente frente a denuncias de corrupción) y recortes en educación y salud. Crisis inflacionaria, crisis del dólar, recorte estatal y colapso industrial generaron la crisis más aguda de la historia nacional, la de diciembre de 2001. El gobierno aliancista, que siguió a pié juntillas al FMI, respondió con una represión despiadada: cuarenta muertos y un número indeterminado de heridos fue el resultado de las jornadas de lucha popular del 19 y 20 de diciembre del 2001.

La crisis argentina de 2001-2003 impactó de lleno en la sociedad nacional, pero también en la credibilidad del Fondo Monetario Internacional. Quedó claro, en ese momento, el rol destructivo, recesivo y empobrecedor de las “recetas” del FMI, expresadas profusamente durante esos años por sus “enviados”, verdaderos virreyes que tenían más poder sobre el Estado que los propios presidentes y ministros de economía.

Néstor Kirchner: la cancelación de la deuda

La llegada al poder de Néstor Kirchner en 2003 significó la recuperación de la mejor tradición de independencia económica y soberanía política. El gobierno nacional y popular, aún en condiciones adversas, se propuso remover el histórico obstáculo del FMI al desarrollo nacional. El 3 de enero de 2006, Kirchner anunció la cancelación de la deuda total con el FMI y su pago por el valor de 9.600 millones de dólares. La Argentina recuperaba su independencia económica y ya no tendría que consultarle al organismo para llevar adelante un plan económico nacional y popular. Esta independencia permitió además renegociar durante el gobierno de Cristina Kirchner la deuda externa con los acreedores privados –que ya no tenían como instrumento al FMI para que los apoye–. La Argentina, como durante el primer peronismo, se liberó del FMI, no tomó deuda y se desendeudó de la que tenía.

PRO-Cambiemos vuelve al Fondo

En diciembre de 2015 triunfó la alianza PRO-Cambiemos. En su discurso de campaña ni siquiera se mencionó al FMI. Su ministro de Finanzas se mostró en la televisión con un cartel que señalaba “al Fondo no volvemos”. Una vez asumido el gobierno, las cosas fueron distintas: en enero de 2016 el gobierno anunció el retorno de las “misiones técnicas” del FMI (una especie de revisores de cuentas externos), que comenzó a limitar la independencia económica nacional.

El gobierno neoliberal inició una política económica de especulación financiera creciente, de reducción del empleo público, de apertura comercial y de achicamiento de servicios de salud y educación. Un plan del FMI sin –antes de– el FMI.

Pero su política financiera –miles de millones de dólares en Letras (Bonos) del Banco Central– y su política impositiva –reducción de retenciones e impuestos a los más ricos– llevó a una nueva crisis cambiaria que se llevó –mientras la pobreza subía y la economía se estancaba– a una fuga de capitales de 10.000 millones de dólares.

La semana pasada, el gobierno macrista, su ministro de Hacienda Dujovne y el presidente del BCRA Federico Sturzenegger anunciaron –nada menos que en Centro Cultural Kirchner– un acuerdo Stand By por la asombrosa suma de 50.000 millones de dólares del FMI a la Argentina. ¿Exigencias? Reducción del empleo público, apertura de la economía, apertura financiera, liberalización del dólar, privatización de servicios públicos y venta de activos del Estado –y las que no se han hecho públicas y desconocemos–. 

La historia casi nunca se repite en forma idéntica. Pero, en este caso en particular, ya sabemos lo que viene: más endeudamiento, recesión, desempleo, pobreza, y lucha y protesta social acompañada de represión creciente.

El gobierno macrista ya anunció que incorporará a las Fuerzas Armadas a la represión interna. Se anuncian meses oscuros para el pueblo argentino y, como desde hace sesenta años, el socio de la crueldad, la pobreza y el oprobio será, nuevamente, el Fondo Monetario Internacional.

http://www.diariocontexto.com.ar/2018/06/09/el-fmi-y-la-argentina-o-la-historia-de-la-crueldad-planificada/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+DiarioContexto+%28Diario+Contexto%29


De Guinea Ecuatorial a la Argentina, golpe al orgullo ‘argento’

El orgullo argentino puede quedar afectado porque los 2 comunicados sobre programas de ajuste que difundió el Fondo Monetario Internacional hace 24 horas fueron sobre la Argentina y sobre Guinea Ecuatorial, ambos países ‘de frontera’ aún. Pero hay que ir un poco más allá del texto.

De Guinea Ecuatorial a la Argentina, golpe al orgullo 'argento'

Christine Lagarde, supuesta ‘amiga’ de la Administración Macri. Ya veremos….

Christine Lagarde, supuesta ‘amiga’ de la Administración Macri. Ya veremos….

El lunes 04/06 el Fondo Monetario Internacional difundió 2 comunicados, uno sobre Guinea Ecuatorial y el otro sobre la Argentina.

República de Guinea Ecuatorial​ es un país centroafricano (28.051 km2 de superficie, uno de los países más pequeños del continente africano, un territorio continental + 5 islas habitadas), que se define en su Constitución como estado independiente, republicano, unitario, social y democrático, y que un día encontró petróleo.

Guinea Ecuatorial fue colonia de Portugal primero, y de España después, que lo incorporó al Virreinato del Río de la Plata, y le concedió su independencia el 12/10/1968, convirtiéndose en una república presidencialista, con capital en Malabo, exSanta Isabel.

En agosto de 1979 el dictador Francisco Macías Nguema  (o Mez-m Ngueme) fue derrocado por su sobrino, el entonces teniente coronelTeodoro Obiang Nguema Mbasogo, quien también devino en dictador ysigue gobernando el país (en 2019 cumplirá 40 años en el gobierno), reconocido como uno de los mayores represores del mundo.

La Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, aprobó un Programa Monitoreado por el Personal Técnico (PMP) para Guinea Ecuatorial que, según el comunicado, “ayudará a construir un historial adecuado de desempeño para un posible programa respaldado financieramente por el Fondo.”

Es decir que el FMI no le prestará todavía dinero a Guinea Ecuatorial, lo que quedará para más adelante si funciona el PMP, que apunta “a reducir aún más el déficit fiscal, aumentar los ingresos no petroleros, y abordar las debilidades críticas de la gestión financiera pública, al tiempo que se protege el gasto social.”

También se explicó: “El programa tendrá como objetivo sentar las bases para mejorar la gobernanza y la transparencia en la administración pública y el sector de hidrocarburos.”

El comunicado acerca de la Argentina tiene 2 párrafos:

“El Sr. Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, hizo hoy la siguiente declaración sobre las negociaciones entre el personal técnico del FMI y el gobierno argentino sobre el apoyo financiero del Fondo al plan económico de las autoridades.

“El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas han mantenido un diálogo muy constructivo y cercano en respuesta a la solicitud de las autoridades de apoyo financiero para su plan económico. Las conversaciones están bien avanzadas. Como hemos dicho desde el principio, este será un plan impulsado por las prioridades del gobierno argentino, con un enfoque particular en la protección de los más vulnerables y el fortalecimiento de la economía argentina a la luz de la reciente turbulencia en los mercados financieros.”

Hay una similitud entre ambos comunicados del FMI: uno habla de “proteger el gasto social” en Guinea Ecuatorial y el otro habla de “la protección de los más vulnerables”.

Resulta evidente que la estrategia de comunicación pública del FMI se encuentra preocupada por la imagen del organismo multilateral que lo ha convertido en ícono de ajustes impopulares.

En el caso de Guinea Ecuatorial se menciona “ayuda” para “reducir aún más el déficit fiscal”, o sea que ya hay un trabajo, aparentemente no exitoso, de baja del desborde del gasto público.

En el caso de la Argentina, se menciona que es un “apoyo financiero”solicitado por la Argentina al FMI “para su plan económico” (del Gobierno argentino, un enfoque trabajado para evitar la acusación de injerencia del Fondo en las decisiones domésticas, tema que todos suponen que aparecerá durante el debate del Presupuesto Nacional 2019, que es la clave del acuerdo). Y esto es reforzado por la siguiente frase: “un plan impulsado por las prioridades del gobierno argentino”.

Horas antes de ambos comunicados, el FMI habia difundido otro texto, acerca de un país en plena efervescencia electoral porque luego de la 1ra. vuelta ahora viene el balotaje, que enfrenta a la derecha y la izquierda: Colombia.

Por lo tanto, el comunicado fue titulado de forma ambigua: “La economía de Colombia en un punto de inflexión”.

En el comunicado, difundido en español, inglés y portugués, se detalla lo que espera el FMI de Colombia:

“(…) Las políticas que pueden ayudar a alcanzar estos objetivos son las siguientes:

> Promover la inversión en infraestructura mediante la ejecución de las reformas previstas del transporte vial. Por ejemplo, los costos logísticos equivalen a un 15% de las ventas de las empresas, debido principalmente a ineficiencias en el transporte.

> Eliminar obstáculos regulatorios para incentivar la actividad en el sector privado.

> Continuar reduciendo la informalidad en el mercado laboral y mejorar la educación mediante incrementos de la cobertura y la calidad de la misma a fin de dotar a los potenciales empleados de las aptitudes necesarias para el actual mercado mundial.

> Reducir las barreras comerciales; por ejemplo, los aranceles deben realinearse para disminuir la dispersión entre diferentes productos. Un examen de las barreras comerciales no arancelarias también podría ayudar a reducir los costos de producción de los bienes transables. (…)”.

De los 3 comunicados surge que el FMI es previsible. Nadie puede manifestarse sorprendido sobre el contenido de los requerimientos del FMI.

Unos dirán que esto sucede porque los desequilibrios de la macroeconomía también lo son. Podrán tener una fundamentación diferente, pero los números son los números.

Otros afirman que esto es cierto pero también lo es que los países que acuden al FMI están en problemas y por eso se exponen a reclamos obvios. Nadie va al FMI cuando atraviesa un período de bonanza.

En cualquier caso, y más allá del maquillaje, puede anticiparse los contenidos de cualquier Carta de Intención. No hay que realizar demasiadas especulaciones. La clave se encuentra, entonces, en el soporte político que pueda articular Mauricio Macri para imponer y sobrellevar el compromiso ante el FMI.

Esto explica el afán de Mauricio Macri por recuperar posiciones con los gobernadores peronistas, vínculo afectado por los encontronazos sobre tarifas.

Macri considera que así garantizará la aprobación del Presupuesto 2019, que es el nudo del acuerdo con el Fondo Monetario. Macri se encuentra prometiendo 2 trimestres recesivos pero una recuperación para todos (y todas) en el arranque del año electoral.

El problema de Macri, según explican en privado los gobernadores, consiste en que en 2016 y en 2018 él ha prometido un 2do. semestre o de ‘brotes verdes’ o de gran crecimiento.

En el interín también se comprometió a un 2017 de ‘lluvia de inversiones’privadas.

Y también prometió niveles de inflación anual no cumplidos en 2016, 2017 y 2018. ¿Por qué deberían creerle esta vez que el ajuste no destruirá empleo, será breve y con una salida tan rápida como virtuosa?En todos caso, le están explicando que sólo con la palabra no basta en la nueva ocasión.

¿Qué es lo que Macri debería sumar a sus convencimiento de los gobernadores? Las obras públicas escasean en el nuevo escenario, las iniciadas no se recortarán pero las nuevas no gozarán de apoyo nacional, es lo que se dice a todos, aunque cada gobernador supone que pueden ocurrir excepciones. Pero si todos opinan lo mismo, lo excepcional puede convertirse en general. En todo caso, cada gobernador espera al impacto en la opinión pública de lo que Macri acuerde con el FMI. Por lo tanto, la Casa Rosada necesita el acompañamiento mediático del que hace gala desde diciembre 2015 para intentar convencer una vez más a la opinión pública.

En Guinea Ecuatorial es más sencillo pero no recibirá asistencia financiera, por ahora. En Colombia, si gana el candidato de Álvaro Uribe Vélez, también será más fácil. En la Argentina… al final de cuentas siempre la Argentina puede ser un clavo en el zapato del FMI.

https://www.urgente24.com/277696-de-guinea-ecuatorial-a-la-argentina-golpe-al-orgullo-argento


“Macri se parece a Néstor en creer que sabe de economía”

El Gobierno sigue siendo duramente cuestionado por las políticas económicas que lleva a cabo. En ese contexto, el analista político Jorge Asis, sostuvo una entrevista en el programa Mesa Chica de La Nación +, y dijo que “Macri se parece a Néstor en creer que sabe de economía”, además aseguró que la decisión del Gobierno de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) “se tomó en 24 horas”, sentenció.

"Macri se parece a Néstor en creer que sabe de economía"

El analista político Jorge Asis estuvo en una entrevista en La Nación + y cuestionó a los políticos del oficialismo y la oposición. Foto: web
La gente está en un gran proceso de incertidumbre a lo que economía se refiere, o al menos así lo considera el analista político Jorge Asis, que  sostuvo una entrevista esta noche 05/06 en La Nación + en la que cuestionó las políticas llevadas a cabo por el Prtesidente Mauricio Macri, al mismo tiempo, consideró que el actual mandatario nacional tiene cierto parecido al ex presidente Néstor Kirchner.
“Macri se parece a Néstor en creer que sabe de economía”, dijo Asis durante su intervención en el programa Mesa Chica. Y agregó: “Tanta tontera entre lo viejo y lo nuevo para terminar pidiendo al Fondo Monetario Internacional… Parece que hablaramos de los 80, no se registró ningún gran cambio y desde el punto de vista económico no funcionó”.
Del mismo modo, el analista político consideró que el Gobierno de Macri además “no tuvo suerte con la lluvia de inversiones” promesa que era parte de las metas del Gobierno de Cambiemos cuando asumió la presidencia. “Se esperaba una lluvia de inversiones y lo que aparece ahora es una lluvia de postulantes, todos los días aparece uno nuevo”, detalló.
Y siguió: “Que hayan muchos interlocutores en la economía es un error muy serio y fue un error muy serio de Macri. El Presidente cree que sabe de economía, en eso se parece mucho a Néstor Kirchner, en creer que la economía la conoce, y la imposibilidad de convivir con un Ministro de economía… Son cuestiones más para los psicólogos, el Presidente suele decir que él arma equipos, está muy contra los egos, pero yo pienso que el único ego aceptado es el de él”, expresó.
Asis continuó su entrevista argumentando que la centralización en la jefatura de gabinete con Marcos Peña, “le falló al Gobierno y devaluó sin querer a sus propios ministros, porque los convirtió en secretarios, en gerentes de área de la Argentina”, dijo.
Explicó además que esa política gubernamental es un intento de manejo de modelo empresarial implementado en una nación.
Igualmente, Asis consideró que la decisión de acudir al Fondo Monetario Internacional se tomó “en menos de 24 horas”.
“No fue una decisión medular, programada, en realidad a Caputo le dijeron ‘no hay más plata para Argentina’ y los financistas de Estados Unidos que son muy amigos de él son los que lo mandaron al Fondo y le dijeron ‘andá al FMI’ y no me parece mal que vayamos al Fondo, pero no creo que sea la salvación y me parece dramático que el tiempo de duración y preparación de este plan sea como una discusión de un partido de fútbol. El fondo le va a justificar el ajuste al Gobierno“, puntualizó.
————————————————————————————————–

EL GRANO DEL SISTEMA 221: ALGO GROSSO ESTAN PREPARANDO


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s